martes, 28 de agosto de 2012

La Justicia

¿Buscan a la Sra. «Justicia»?
En tiempo de los griegos era conocida como la diosa Temis, ley de la naturaleza.
En el Templo de Némesis en Ramnonte (Ática), se veneraba una imagen suya firmada por el escultor Cairestratos, 300 a. C.
Con los romanos vino Iustitia y el jurista Ulpiano la definió así:
"Iustitia est constans et perpetua voluntas ius suum cuique tribuendi; "La justicia es la constante y perpetua voluntad de dar (conceder) a cada uno su derecho". Los derechos son: "honeste vivere,alterun non laedere et suum quique tribuere"... "vive honestamente, no hagas daño a nadie y da a cada uno lo suyo".

Han pasado muchos siglos desde entonces y hace tiempo que la Justicia, que en tiempos fue diosa, a cambiado su virtudes por otros "atributos" y se frivoliza con ella en las redes sociales y en cualquier conversación privada.

En una entrada de Facebook, yo mismo, ante el anuncio de que la Justicia había desaparecido, me atrevía a sugerir:
¡Tal vez está en las Sechelles!, disfrutando con el Sr. Divar de la generosa y “justa” indemnización que ha recibido. 

La Justicia es ética, equidad y honestidad….
Como de todas estas virtudes andamos escasos, es lógico que también andemos escasos de “Justicia”.

La Justicia es la voluntad constante de dar a cada uno lo que le corresponde….
Como hay cada vez menos voluntad para ello, los hechos así lo demuestran, es lógico que también andemos escasos de “Justicia”.

La Justicia no es el dar o repartir cosas a la humanidad….
¿A nooooo? Dirían muchos. ¡Con lo bonito que es repartir entre todos los bienes de los demás! 

La Justicia es el saber decidir a quién le pertenece esa cosa por derecho….. 
Y aunque un juez no es jurídicamente una persona, si lo es físicamente y tiene familia, amigos, afiliación política, vicios, intereses propios, etc. Como la venda se ha desgastado y vuelto semitransparente, la Justicia no es imparcial y las interpretaciones que los jueces hacen de la ley y la consideración de los argumentos de las partes enfrentadas no son objetivas. 
Además, las balanzas no están equilibradas y la espada, que da capacidad de coerción para imponer las decisiones que adoptaban se declaró hace mucho tiempo políticamente incorrecta y se usa poco; tanto menos cuanto más influyente o rico es el encausado. Por ello andamos escasos de “Justicia”.

La Justicia es aquel referente de rectitud que gobierna la conducta y nos constriñe a respetar los derechos de los demás….
Como este “referente” está cada vez más ausente o es menos visible, es lógico que también andemos escasos de “Justicia”.

Seguro que los profesionales que actúan en este mundo podrán aportar más razones para entender porqué la dama “Justicia” lleva tiempo de vacaciones.
©JAS2012
Publicar un comentario