miércoles, 26 de agosto de 2015

La vuelta de las “vacaciones”

Durante las últimas semanas, las calles y los parques de las zonas residenciales de la ciudad han estado poco concurridos. Por si acaso empeora la situación, la mayoría ha intentado pasar unos días fuera, vigilando el coste: en un hotel o camping, para desconectar. ¡Que nos quiten lo bailao!
Poco a poco las calles del vecindario vuelven a la normalidad. Incluso el Gobierno ha adelantado la "vuelta". Parece que quiere dejar todo atado y bien atado y con diurnidad veraniega y alevosía, aprueba los presupuestos para el año próximo antes de que, presuntamente, los votos de los ciudadanos le obliguen a dejar el poder absoluto que ha ostentado desde hace casi cuatro años. 
Más nos vale a todos despertar pronto del letargo veraniego. Se han terminado las vacaciones y muchos trabajadores aun pueden volver a sus lugares de trabajo. Algunos, en régimen de semi-esclavaje, pero al menos entra algún dinero en casa. 
Total, en las empresas españolas es difícil llegar alto aunque tengas la cualificación y el carisma necesario: Triunfa la Medio-dedo-cracia: No triunfan los mejores, triunfan los “mediocres mejor conectados” que se rodean de más mediocres porque ven a los profesionales mejor capacitados como una amenaza y no como una oportunidad.
Estos mediocres “poderosos” nunca cederán el verdadero protagonismo a los técnicos y profesionales cualificados y nunca eliminarán “intermediarios” que no generan ni añaden valor, aunque si consumen muchos recursos en decisiones mal tomadas, regalos, sobornos y corruptelas, porqué esos les ayudan a perpetuarse en el poder y a acumular riquezas mientras predican austeridad y solidaridad a los demás.

Al regresar a casa volvemos a ver las noticias y vemos que las autoridades nos dan pocas explicaciones y nos siguen mintiendo sin pudor, porqué hay que evitar que se extienda el pánico en las gentes y sus preguntas. 
Ahora nos bombardean con imágenes de refugiados que huyen de la guerra en Siria y los alemanes se reunen con los franceses de que estos refugiados piden asilo en su país. Hace pocos días los ingleses alzaban barreras y exhaustivos controles en las bocas del túnel del Canal. Siguen queriendo beneficiarse de las ventajas de la UE pero no responsabilizarse de los problemas que nos atañen a todos.
Hace tiempo que no vemos imágenes de aquellas madres negras y esqueléticas intentando amamantar a sus hijos desnutridos con las barrigas hinchadas y las moscas comiéndoles los ojos. ¿Ya no hay hambre ni pandemias en África? ¿Las hemos conseguido erradicar? ¿No me había enterado? Entonces ¿porqué no sigue siendo noticia?
¿Ya no hay pateras que naufragan en el Mediterráneo ni miles de subsaharianos intentando saltar vallas de alambre de espino? ¿No sabía que se hubiera resuelto el tema?
¿Ya no hay regímenes dictatoriales que mantienen esclavizados y empobrecidos a los habitantes de esos países con grandes reservas de minerales en África, América del Sur y Asia? ¿Es que los grandes estamentos internacionales han destronado a sus sanguinarios caudillos y han posibilitado la democracia en esas regiones y las ayudas de las regiones desarrolladas y de las ONG's lleguen gratuitamente a los necesitados?
¡Claro que no! Ponen en valor la máxima: ¡Lo que no se ve no existe!

Los que gobiernan los medios nos van sirviendo, por las pantallas y los periódicos, los “horrores” en pequeñas dosis y lo más lejanos posible de nuestro entorno. Así, contentos y engañados de vivir en un país que va tan bien y en el que no pasan las atrocidades que salen por la TV, la gente podrá votar en paz, (¿El que y para qué? para muchos es irrelevante). Podrá seguir tranquila y reunirse en los bares para disfrutar de unas cervezas y gritar a los árbitros que pitan el partido futbolístico del día o animar con fervor a sus millonarios  ídolos. Aquí no cuenta el desequilibrio entre ricos y pobres. No importa que uno de estos malabaristas del balón gane más que cientos de miles de trabajadores y además use todas las fórmulas posibles de ilusión fiscal o ni siquiera cumpla presuntamente con sus obligaciones fiscales. Tienen excelentes abogados...
Por desgracia para todos, muchísimos menos serán los que piensen en gritar a esos mediocres que nos gobiernan y que no hacen nada útil para mejorar la vida de la ciudadanía próxima —que también hay pobres a nuestro lado—, ni lejana. Tampoco les quedará tiempo para pronunciar,  y "votar" en consecuencia, ninguna palabra recriminatoria para los políticos y ¿periodistas? de palabras huecas que sólo sirven para confundir al personal. Tal vez sea porque tienen miedo de salir trasquilados si se les aplican las leyes que han puesto a punto los mediocres. Ja ja.
Por desgracia, esta “cultura española” no es sólo rancio patrimonio nacional. Se puede observar también en muchos otros países o regiones que gozan de una fama, que una vez se ganaron, aunque cada vez quedan menos hechos que la sustenten.
Hemos vivido unos años excepcionales en que la mayoría vivía por encima de sus posibilidades, muchos despilfarraban y todos desaprovechábamos recursos pensando que eran infinitos. Tarde o temprano por mucho que nos neguemos a reconocerlo, tendremos que asumir la realidad. 
Las vacaciones se acaban, los mercados de capitales nos dan señales y aunque sus intérpretes nos venden mapas de la realidad más o menos coloridos, hay que volver a lidiar con la realidad y tarde o temprano habremos de pasar cuentas. ¡Ojalá nos encuentren la casa en orden!.
¡Suerte!
©JuanJAS
Publicar un comentario