domingo, 5 de octubre de 2014

Dos últimas perlas de nuestros gobernantes

A tenor de sus actos, parece que nuestra vida está en manos de dirigentes ineptos, corruptos, irresponsables o directamente malas personas, porqué sus acciones afectan de forma negativa al bienestar de la mayoría de ciudadanos, aunque favorecen a una minoría casposa que campa a sus anchas por el suelo patrio. Por supuesto nadie pide responsabilidades, nadie dimite y nadie devuelve el dinero robado o malversado.
Dos perlas de última hora de nuestros gobernantes:

1ª.- Los presupuestos del gobierno del PP son un escarnio (Burla tenaz que se hace con el propósito de afrentar) a los catalanes. 
Entre otras cosas, me gustaría conocer porqué una mayoría de españoles votaron al PP (no se si actualmente harían lo mismo) cuando parece que ha incumplido consistentemente su compromiso electoral, cuando se están destapando las más altas cotas de corrupción nunca vistas, al menos cuantitativamente hablando, un partido que prefiere gastar miles de millones llevando el AVE hasta el último rincón de España, aunque se le inunden las estaciones. Un gobierno que resta estos recursos de la educación, de la sanidad (cierre de ambulatorios, reducción camas de hospital, medicamentos, etc.). Un gobierno que reduce el estado del bienestar hasta niveles prácticamente insoportables. Un gobierno que reduce las becas para estudiar, guarderías, etc. Un gobierno que encarece permanentemente y de forma descarada los servicios básicos, permitiendo que los oligopolios correspondientes engrosen sus arcas y la deuda que todos los españoles tenemos con ellos. Para que seguir…

2ª.- El gobierno de ZP (PSOE) firmó un contrato con una empresa privada (Escal UGS controlada por ACS – Florentino Pérez) en el que se comprometía a pagar una indemnización si la empresa no llegaba a buen término, incluso si era por causas imputables a la misma empresa. ¿Estamos ante un caso de “deuda odiosa”? y por tanto podemos negarnos a pagarla…  Resultado, los españoles estaremos pagando durante los próximos treinta años más de 3500 millones de € por esta negligencia del Gobierno. Sin 1350 millones reconocidos por el gobierno del PP a pagar durante 30 años, más los intereses correspondientes, más el coste de desmantelamiento de la estructura y cierre del depósito.

Hasta aquí sólo dos perlas recientes. No hablemos de las “Black Card” de los directivos y consejeros de Bankia, porqué a los que compraron preferentes, a los accionistas y a los españoles que pagamos sus gastos suntuarios a través del Banco malo, estos temas nos sientan como una patada en salva sea la parte. La acumulación de tems similares nos tienen el cuerpo contusionado y morado.
¿Cuando diremos basta democráticamente a esta situación? 
¿Volveremos a votar descuidadamente en las próximas consultas electorales?
©JuanJAS
Publicar un comentario