viernes, 28 de noviembre de 2014

¿Nos conviene "Podemos"tanto como parece?

Hace dos semanas, Bob Jolly, gestor del Schroder Strategic Bond en un evento de Schroders puso esta diapositiva:

A la espera de que vayan concretando su programa económico, unos piensan que está bastante claro que Podemos no sería la opción ideal para los mercados. 
Otros piensan que la victoria de Podemos sería mala para el poder financiero que manipula los mercados y que ni este “poder” ni el régimen mercantilista y oligárquico que imponen, no es el “mercado”.
Para intentar discernir entre las dos posturas me hago unas preguntas para que todos pensemos cuales puedan ser las respuestas correctas a las mismas y como nos puede afectar a nosotros que ni somos los mercados ni los "oligárquicos":
A.- ¿Qué les gustaría a los que tienen deuda española en sus carteras?. 
¿Les gustaría un nuevo presidente que esté a favor de hacer impagos selectivos de lo que ha pedido prestado?
¿En que situación quedaría la credibilidad del "Reino de España" que es el que toma prestado en nombre de todos los españoles?
Sabemos por experiencia que los inversores (Bancos, Fondos de Inversión, particulares) intentan por todos los medios proteger su capital y huyen cuando detectan la más mínima incertidumbre. Parece que antes o después, intentarán quitarse de encima esos bonos del Reino de España antes que Podemos pueda impagar seletivamente la deuda y pasar el riesgo a otro inversor, aunque sea a un precio menor. 

B.- Los famosos 160.000 millones de euros que costaría la renta básica universal ¿Dispararía de nuevo el déficit público.?.
Si un posible gobierno de Podemos hubiera decidido impagar su deuda a los anteriores inversores y como no nos creemos demasiado que "España sea Rica", ¿Encontraría nuevos inversores dispuestos a prestarles ese dinero?

C.- Jubilación a los 60 años: Suena bien. ¿Cómo se financiaría? ¿Dónde encontraríamos más inversores a los que no diera miedo prestar a ese gobierno que impaga parte de la deuda? 
¿Se dispararía el déficit?. ¿Volvería a visitarnos la “Prima de riesgo” disparada? 
Si la prima de riesgo se fuera a las nubes, los bancos y aseguradoras del país, que tienen mucha deuda española en cartera, (Con suerte se la recobrará el BCE aunque todo quedaría en casa) verían caer el precio de sus activos en cartera, debilitarse sus ratios de capital y, por lo tanto, tendrían que abordar nuevas ampliaciones... Esto haría desplomarse las acciones de todos los grandes bancos españoles (Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell, etc). Y ya sabemos que cuando pasa esto, caen tambien el resto de acciones, los ETF's indexados, los Fondos de Inversión, los fondos de Pensiones, etc. Esto implica que nuestros pequeños ahorros merman.

Podríamos seguir haciéndonos preguntas, pero creo que no es necesario. 

Algunos piensan que el déficit no se dispararía porqué Podemos eliminaría la corrupción, perseguiría eficazmente a los defraudadores que no pagan sus impuestos y también haría aflorar la economía sumergida. ¡Por fín un partido con políticos honestos podría acabar con esta lacra española que representa la “casta” y esto sería nuestra salvación!. 
¡Qué bonito sueño!. ¡Sería fantástico!
¿Creen ustedes sinceramente que esto es posible a corto o medio plazo?.

Mejor dejamos de evitar y nos leemos antes el documento que acaba de publicar Podemos Un proyecto económico para la gente

Lo que buscan los inversores es un país con seguridad jurídica y que cumpla con sus compromisos, con capacidad de desarrollo de sus fuentes productivas y pagando unos impuestos lo más bajos posibles o al menos razonables.
Por su parte los ciudadanos anhelamos un sistema democrático serio que no tolere la corrupción, que invierta en I+D, que mantenga un aceptable estado del bienestar, etc. Vamos, algo más parecido a Escandinavia y menos a Marruecos.
Esto son deseos y hay que encontrar una forma razonable para poder llegar a ellos. 
La forma y los métodos sirven de poco si no van alineados con los valores en los que creamos y practicamos los ciudadanos en nuestra vida diaria. 

¿Porqué queremos parecernos más a los nórdicos que a los africanos?.
Nos cuentan que los nórdicos tienen el índice más alto de suicidios y los africanos son los que más sonríen y parece que son, a pesar de su pobreza, los más felices.
¿Sabemos realmente lo que queremos?
¿Cómo medimos el estado del bienestar? ¿Qué índice utilizamos?
¿Pensamos que cuanta más renta per cápita (o más PIB) mejor será nuestro Estado del Bienestar?

Más gasto público no es suficiente para mejorar el Estado del Bienestar, se precisa que este gasto se haga en cosas “útiles”como programas activos para fomentar la ocupación en lugar de sólo dar limosnas como regalar una renta de inserción. Pero esto es muy “español”. 
No hablemos ya de gastar dinero público para construir AVE's que no transportan los viajeros que debieran o aeropuertos sin aviones o autopistas sin vehículos en lugar de invertir en investigación, salud, etc.
En los países mediterráneos estamos muy acostumbrados a pasar demasiada responsabilidad al Estado. Nos comportamos como niños que esperan que sus padres les solventen todos los problemas, cuando el Estado (y los padres) sólo deberían estar como red de seguridad. El estado sólo debería protegernos cuando nos sucediera un problema inusual. Cuando nos atacara un “Cisne Negro” del que no pudiéramos defendernos por medios individuales de ninguna forma.

En España hay mucha economía sumergida, muchos ciudadanos y empresas que no pagan impuestos o al menos no pagan los que debieran  De hecho, en España sólo pagan los que no pueden evitarlo: Las clases medias y los asalariados con contrato legal. Los pobres, dicen “¡Que paguen los ricos!” que, para ellos son todos menos ellos mismos. No son conscientes que los realmente ricos pagan mucho menos de lo que justamente deberían. 
Cada vez hay más gente (123 millones en Europa) que ganan un sueldo que no basta para vivir. Los políticos y estructuras de poder que lo permiten, no tienen ningún respeto a la gente y cometen un delito social.
La presión fiscal en España ronda el 38% de media. No es la más alta de Europa, pero tampoco la mas baja. Se estima que el fraude fiscal es una cuarta parte del PIB español. Alemania está mejor que España, pero tiene un 13%.
Supongamos que “Podemos” consiguiera rebajar el fraude fiscal al nivel de Alemania y lo consiguiera de la noche a la mañana. ¡Homérico!. 
del 25% actual a un 13% significa una rebaja del 12%. El 12% del 38% es un mísero 4,5%. Con esto se arregla muy poco. Mucho menos de lo que la propaganda populista nos hace pensar. Recordemos que esta es la principal fuente de ingresos que predican.

Una política que puede parecer justa es que el Estado español financie a todas las personas con la misma cantidad, independientemente de la comunidad en la que vivan. Sin embargo esto produce dos problemas:

a.- Los ciudadanos de las comunidades con PIB mayor perciben que reciben menos financiación para el estado del bienestar entendido como el cociente “gasto social” / PIB en su comunidad. Si estas comunidades con mayor PIB pudieran financiar directamente su gasto social con los impuestos derivados del PIB que producen, ese Bienestar sería mayor. De aquí que a los catalanes nos atraiga esta idea.

b.- No es lo mismo gastar 1000€ en Barcelona que en un pueblecito de Córdoba. Con 1000 € es dificilísimo que una familia llegue a fin de mes en Barcelona y en cambio no lo es tanto en un pueblo de una comunidad con menos PIB en el que la mayoría de productos y servicios se pueden comprar más baratos.

Ya vemos que no es tan fácil resolver estos temas de financiación del estado del bienestar. Y sólo hemos destacado un tema de los muchos que habría que tener en cuenta. 
Si con un solo tema nos hemos extendido tanto, no quiero pensar si tuviéramos que analizarlos todos y rigurosamente. Me duele la cabeza con sólo pensarlo.
Resumiendo: cada persona debería ser el responsable principal a la hora de asegurar su propio nivel de vida, pero en los países mediterrráneos nos gusta la filosofía de dejar estas responsabilidades para el Estado. Por eso calan tan rápidamente las propuestas populistas de “que paguen los ricos”.
Además en España tenemos un problema añadido: La “casta” y los “círculos de poder-ricos” tienen un desprecio total por la ciudadanía. Recuerdan aquello que una diputada dijo en sede parlamentaria: “¡Qué les jodan!”.
Hay divas del bel canto y tenistas internacionales, por nombrar solo algunos, que publicitan "marca España" y en cambio tienen sus domicilios fiscales fuera de España. ¿Les parece ético? Y encima reciben el aplauso y la admiración de muchos ciudadanos y les dan premios honoríficos estatales y en sus comunidades.

De todos es conocido, aunque en el día a día no pensemos mucho en ello, que dentro de la UE hay países que “legalmente” dan un trato fiscal a los “ricos” que les convierte de facto en “paraísos fiscales”, cuando al mismo tiempo niegan recursos para salud, educación y bienestar social.
Por su parte la mayoría de los ciudadanos están desencantados con los políticos y les corresponden con una falta total de aprecio y con ningún respeto con las normas cívicas y de ciudadanía, confundiendo quien es quien.

Es rico el que no paga impuestos,  no porque los evada como los vulgares delincuentes, sino porqué tiene tanto dinero que le sale beneficioso gastar una parte de lo que debería tributar a Hacienda en contratar asesores fiscales, deslocalizar rentas, abogados que le ayuden a montar sociedades patrimoniales, SICAV’s, un entramado de empresas subsidiarias, etc. que le ayuden a eludir parte del pago de sus impuestos legalmente. Tengamos en cuenta que cada país es soberano para regular su tributación y mientras así sea, seguirán existiendo lugares en el mundo con baja o ninguna carga impositiva. Si se facilita el intercambio de información bancaria entre paises de la UE, podrían llegar a minimizarse las jurisdicciones opacas (Isla de Man (Reino Unido), Islas Cook (Nueva Zelanda), Bahamas, Belice, Islas Caimán (Reino Unido) o Gibraltar) y combatir el fraude más eficazmente. Aún así, quedan más de 40 paises “opacos fiscalmente” para que los “ricos” puedan diluir sus impuestos legalmente.
Recordemos que las palabras tributos e impuestos representan una coacción. Nada que ver con “contribución”. De hecho, muchas grandes fortunas contribuyen a la sociedad con altísimas donaciones y al mismo tiempo, eluden legalmente todos los impuestos que pueden.
Ya vemos que los titulares de los medios de comunicación de masas esconden un complejísimo mundo de dilemas morales y sociales, muy difíciles de resolver. De hecho la mayoría de los ciudadanos se quedan con la punta del iceberg y no han meditado nunca sobre la inmensa maraña oculta bajo la superficie de los temas que se supone que son para “expertos” cuando en realidad nos atañen a todos. 
No se si es pereza, vagancia o dejación de nuestas propias responsabilidades. Cuando se oyen palabras como "economía", "Europa", etc se nos cierra la mente y perdemos todo interés o atención. Sea lo que fuere, el problema es nuestro y nadie lo resolverá por nosotros, aunque sea más fácil decir: “Total, los que mandan harán lo que quieran, como siempre”.
Por cierto, ¿Ha empezado a preocuparse el mercado al ver que Podemos ha pasado a ser la fuerza con más intención de voto directa, según el último CIS, y que podría ser ya la tercera fuerza política y subiendo?
No lo parece. Con ésta y otras encuestas, como la de El País o la de El Mundo encima de la mesa, el bono español a 10 años cotiza a esta hora en mínimos históricos, en el 1,94%, cuando hace poco más de 2 años estaba por encima del 8%. La prima de riesgo está en 120 puntos, 20 por debajo de la italiana, por ejemplo. 
La bolsa no está muy lejos de máximos históricos si tenemos en cuenta dividendos. El Ibex se ha recuperado a más de los 10.700, más de un 7% arriba este 2014. Quizá los dos grandes bancos, Santander y BBVA, son los que menos están acompañando las subidas de los índices, pero tampoco se puede decir que estén descontando un escenario como el que supondría lo arriba comentado.
La realidad es que el mercado parece estar dándole una probabilidad cero a la tendencia que están mostrando las encuestas. De momento, le preocupan bastante más las palabras que salen por la boca de Draghi.
Cabría otra posibilidad en la siempre compleja interpretación de los mercados: que los inversores (pensemos en los tenedores de deuda) piensen que, aunque ganara Podemos, finalmente sus medidas no serían tan extremas, que una vez en el Gobierno "se les pondría cara de ministros". Yo, personalmente, creo que poco a poco irá moderando aún más su mensaje con el pasar de los meses.
Pero, aunque así fuera, creo que cuando se acerquen las elecciones generales, si Podemos sigue ahí arriba en intención de voto, sí veremos una brusca volatilidad y caídas en los activos. Más de un inversor cubrirá las carteras o intentará vender sus bonos... "por si acaso", como sucedió con los activos en libras en las semanas previas al referendum en Escocia.
Muchos dirán entonces que "los mercados" estarán intentando infundir miedo en los votantes... Que los oscuros magnates de las finanzas quieren asustarnos con el "¡que viene el lobo!" para mantener el statu quo. Aunque la realidad será que estarán reflejando su propio miedo a las consecuencias que el resultado electoral pudiera tener en sus carteras. Pero para eso falta al menos un año. Y si un año en política se hace eterno, en los mercados ni te cuento...
Hasta un mes antes de las elecciones generales, desde el punto de vista de la inversión, parece que el efecto “Podemos” seguirá sin reflejarse en los precios de los bonos, las acciones, los Fondos y los Planes de Pensiones.
Hasta al menos dentro de un año, esperemos que sigan reflejando esa probabilidad cero. Nuestro corazón y menos nuestro bolsillo no está para grandes sobresaltos.
©JuanJAS
Publicar un comentario