jueves, 26 de mayo de 2016

La Tecnología con IA, pronto dejará de ser ficción

Recuerdan a los cuatro amigos que, mientras debutaban traquilamente su licorcito en la terraza de un bar castizo en la Zarzuela “La Verbena de la Paloma”, cantaban a coro… “Las ciencias adelantan que es una barbaridad”. Me gustaría saber que habría escrito el libretista Ricardo de la Vega en la actualidad. Que cantarían don Hilarión y su amigo don Sebastián ahora que la Inteligencia Artificial (IA) está despegando a velocidad de crucero. Ahora que AlphaGo ha ganado al campeón Lee Sedol en un campeonato de GO por 4 a 1 y este suceso representa un avance relevante de la IA, si lo comparamos a la derrota que sufrió el campeón mundial de ajedrez Kasparov frente al supercomputador IBM conocido como Blue hace ya casi 20 años. Eso es porque la gente esperaba que esto sucediera dentro de muchas décadas y contra jugadores profesionales del montón, no contra el segundo jugador más laureado de la historia. Traduzco algunos extractos de este artículo del New York Times publicado en 1997 después del partido entre Kasparov y Deep Blue.
"Para jugar un partido decente de go, un ordenador tiene que estar dotado de la habilidad de reconocer patrones sutiles y complejos, un tipo de conocimiento intuitivo que representa la característica identificativa de la inteligencia humana.
Puede que pasen 100 años antes de que un ordenador venza a humanos en el Go, puede que aún más de eso,[...]Si una persona razonablemente inteligente aprendiera a jugar al Go, en unos pocos meses podría vencer a todos los programas de ordenador existentes [en 1997]. No hace falta ser Kasparov.
Cuando un ordenador pueda derrotar, en el caso de que sea posible, a un campeón de Go humano, será una señal de que la inteligencia artificial estará verdaderamente volviéndose igual de buena que la verdadera”.
Deep Blue venció a Kasparov a base de músculo computacional, a fuerza bruta usando su capacidad para anticiparse a todas las jugadas que su oponente podía concebir. 
AlphaGo, en cambio, ha aprendido a jugar al Go a base a dos cosas: primero viendo como otros juegan (básicamente una gigantesca base de datos de partidas) y luego "jugando contra sí mismo" para mejorar. Esto implica que podría haber aprendido otra cosa que tuviera unas reglas más o menos bien definidas y de la que hubiera disponible suficientes ejemplos (el siguiente objetivo del equipo de AlphaGo es StarCraft, un juego de ordenador de estrategia en tiempo real donde el tiempo disponible para tomar decisiones es mucho menor; porque no hay turnos y la cantidad de posibilidades, durante la mayor parte de los partidos, ni si quiera está bien definida como en los casos del ajedrez o el Go).
En solo dos años de entrenamiento, un hardware y un software, que pueden ser fácilmente replicados, han conseguido vencer al campeón europeo de Go, que ha dedicado casi tres décadas al juego. Es muy cierto que esos dos años no son "efectivos"; en tiempo real podrían equivaler a más de 1000, pero para una máquina hacer algo muy rápido y durante mucho tiempo sin descansar es totalmente factible. Viendo como se desarrolla esta tecnología, no tardaremos muchos años en poder decir que el campeón “humano” de cualquier competición será “la persona que aguante más jugadas a una máquina”, ya que la máquina terminará por ganar siempre.
Las implicaciones de lo que les acabo de referir parecen obvias: cuando los niños que están naciendo hoy estén en los puntos álgidos de sus carreras profesionales, es muy posible que la demanda de pensamiento humano (o actividades físicas en general sean delicadas o no (ver 1), para hacer casi cualquier cosa) sea ridícula en comparación con la oferta, porque existirá una inteligencia artificial de propósito general que podrá aprender por sí sola —de su propia experiencia y de la de otras máquinas— y de forma simple y posiblemente casi instantánea. Además podrá interactuar con el mundo físico de forma muy similar a como lo hace una persona. Por tanto, lo más probable es que la demanda de la mano de obra humana de cualquier tipo (tal vez incluidos la gran mayoría de ejecutivos o investigadores) sea anecdótica.
Da miedo solo pensar en ello ¿verdad?.
Hace menos de 60 años, la tracción animal se utilizaba ampliamente. En los pueblos de España casi había más cuadrúpedos que personas. Hoy en día, los caballos casi no tienen aplicaciones comerciales. Algunos individuos pudientes están dispuestos a pagar dinero por un capricho —no importa el coste ni los resultados en sí— y otros pocos los utilizan para hacer negocio, para ganar dinero con apuestas en carreras, alquilarlos a turistas que encuentran exótico montar un rocinante para dar un paseo por un sendero de montaña o dar un paseo bucólico en carroza. Aún así, pronto se podrán tener robots con apariencia de caballo y usarlos para todos estos temas. Si piensan que les estoy contando un cuento de ciencia ficción, vean Wild cat o AlphaDog.
Si la biotecnología, incluyendo a la biomecatrónica, no consigue mejorar (aumentar las prestaciones) de nuestros cuerpos, nos volveremos obsoletos igual que los caballos, los gramófonos o los disquetes, porque  las máquinas son fácilmente optimizables para llevar a cabo una o varias tareas y los humanos no, al menos en un tiempo tan corto como pueden hacerlo las máquinas con IA. En un mundo donde la división del trabajo es la norma para el 99,999% de la población desde hace milenios, el avance de la IA significa malas noticias para los “humanos que no tienen capital”. Mediten sobre esto.
La revolución digital lleva  sólo algunos años entre nosotros y está al principio de su desarrollo. La multinacional taiwanesa Foxconn, que ha sido objeto de numerosas denuncias por malas condiciones laborales y suicidios entre sus trabajadores, proveedora de Apple y Samsung, ha reemplazado a 60.000 de sus 110.000 trabajadores  chinos por robots en su fábrica de Kunshan (la localidad más importante en producción de ordenadores portátiles del mundo y sede de 4.800 empresas taiwanesas, que aportan el 60 % del PIB de la ciudad, aunque su producción ha bajado de manera drástica y si en su mejor año Kunshan producía 120 millones de ordenadores portátiles por año, ahora sólo fabrica 51 millones, debido a la bajada de la demanda de los últimos años).
Según la compañía, realizarán las tareas más mecánicas del proceso de producción.

La sustitución de humanos por máquinas en la ciudad de Kunshan no es sólo cosa de Foxconn. Siscientas grandes compañías establecidas en esta localidad, vecina de Shanghái, tienen planes similares.

Viendo lo que sucede en la “fábrica del mundo”, no es descabellado pensar que la utilización masiva de robots acabará con muchos puestos de trabajo poco cualificados en la industria y también en los servicios. Tampoco hace falta un gran alarde de imaginación para entrever que la tecnología robótica combinada con IA irá mucho más allá. Piensen en ejecutivos de nivel intermedio, investigadores y puestos similares, que a primera vista deberían estar más a salvo de la automatización, comparados con la mayoría de los trabajos…
Las empresas de marketing telefónico hace años que han incorporado robots para realizar encuestas y labores de marketing, y muchas grandes empresas y hasta algunas corporaciones públicas cada vez usan  más sistemas de IA para filtrar llamadas de sus clientes; sólo después de pasar muchos filtros, los comunicantes podemos conseguir hablar con un “humano”. A principios de mes, la emisora de radio (Capital radio)  ha incorporado a su plantilla una redactora asistente robotizada, llamada Sara Bot. Realiza tareas de locución, como la lectura de la agenda económica del día, además de animar algunos espacios con sus preguntas. En hoteles, oficinas de Turismo, información etc., pronto veremos asistentes virtuales-robots que atenderán a los clientes. Skyscanner, el comparador global de vuelos, hoteles y alquiler de coches, ha anunciado el lanzamiento de un bot para Facebook Messenger. Los viajeros podrán ahora interactuar con el bot de Skyscanner para Messenger y pedirle información sobre precios de vuelos en tiempo real así como sugerencias de destinos a los que viajar.

Se estima que el 40% de las empresas actuales no sobrevivirá a este gran cambio, un cambio que comienza desde el liderazgo. La empresa del futuro podría utilizar un robot BB8 conectado sobre una plataforma en la nube para gestionar sus servicios. La empresa del futuro se comunicará con sus usuarios de forma directa a través de apps móviles. La empresa del futuro utilizará pantallas táctiles cognitivas. El Director de Marketing del futuro tendrá que combinar las emociones con las nuevas tecnologías.
Hace tiempo que los bancos empezaron con las fusiones y adquisiciones, cerraron oficinas en la calle a la vez que expandían los servicios de banca electrónica. Ya no hacía falta tener a tanta gente en la ventanilla para atender las necesidades de los clientes. Sólo La Caixa continuaba con su eslogan “¡Hablamos!”. Una excepción que confirma la regla. Hace poco que el Royal Bank of Scotland ha despedido a220 asesores que se dedicaban a responder a las preguntas sobre inversiones de los clientes. En su lugar, han adquirido software que podrá asesorar a los clientes a través de internet y evaluar preguntas como "¿Para qué está ahorrando?", "¿De cuánto dispone para invertir?" o "¿Durante cuánto tiempo quiere invertir su dinero?" para ofrecer respuestas útiles, calculadoras virtuales, simulaciones de resultados para diferentes escenarios particulares de cada cliente, etc.
Pronto habrá más gente que actualmente realiza tareas más complicadas y/o más importante, que será sustituida, y los beneficios de la automatización de estos puestos cada vez serán mayores proporcionalmente, porque los salarios son mayores también. El proceso de la automatización en la banca sigue su curso, en un nuevo nivel esta vez, y puede que no tarde mucho en expandirse a otros sectores de esta forma concreta. Claro que Spain is different y nos resistiremos con uñas y dientes y por eso, entre otras razones, seguramente nuestra generación no nos afectará de forma alarmante. Pero, y la siguiente… ¿quién lo sabe?
Nosotros sigamos con el futbol, los toros y los okupas, que ya tenemos suficiente.
©JuanJAS

Anexo al texto donde escribí (ver 1).-
Boston Dynamics también presentó hace poco su último avance en robótica que ya puede hacer tareas simples como mover cajas por un almacén de la misma forma que lo hace una persona: https://www.youtube.com/watch?v=rVlhMGQgDkY  
Lo que ven en el vídeo no es un “chino pequeño” vestido con traje de robot. Fíjense como anda por el campo como se acacha y se levanta del suelo. ¡Parece increíble! y más si pensamos que estamos al principio del inicio del principio. Este avance pronto tendrá una gran implicación el transporte interno de materiales y en el modo como se transportarán en el futuro
Para tareas de más destreza manual hay por ejemplo cosas como esta banda robótica: https://www.youtube.com/watch?v=VkUq4sO4LQM  que puede interpretar notas inaccesibles para los humanos, los robots que resuelven el cubo de Rubik en menos de un segundo o los robots quirúrgicos que ya existen desde hace algunos años”.


Publicar un comentario