viernes, 21 de septiembre de 2012

Muchos catalanes han pedido el "divorcio" a España

Publico el artículo “The Pursuit of Happiness” de XSM, traducido al castellano para facilitar su lectura y comprensión.
Es un escrito para tener en cuenta, analizar criticamente, reflexionar, buscar información adicional en "fuentes solventes" y sacar conclusiones para que nos ayuden en nuestra personal toma de decisiones.
Ante todo: serenidad, generosidad, empatía y también asertividad y firmeza.
Espero vuestros comentarios
©JAS2012

Los maridos posesivos tienden a reaccionar predeciblemente cuando su esposa les anuncia que se divorcia: primero ponen cara de sorpresa, luego niegan los hechos, a continuación amenazan con no firmar los papeles y, finalmente, intentan hacer creer que la separación la hundirá económicamente a ella ya que, sin él, la mujer no es nada.
Tras la masiva manifestación del 11 de Septiembre donde una parte importante de los catalanes expresó su deseo de pedir el divorcio de España, la reacción de la maquinaria española está siguiendo el guión predecible de los maridos posesivos.
Primero, la sorpresa. El silencio inicial y el boicot de los políticos españoles en la conferencia que el presidente Artur Mas hizo en Madrid demuestra que los cogió con el paso cambiado. Mas argumentó que los catalanes les hemos intentado explicar durante 30 años que no estábamos cómodos y las respuestas han sido la negativa, el desprecio, la indiferencia y el insulto. Y ahora ¡ponen cara de sorpresa!
Tras el desconcierto inicial, la negación. Primero dicen que no había tantos manifestantes porque los 6 millones de catalanes que no se manifestaron todos son españolistas. Después explicaron que los que fueron, lo hicieron engañados por un pérfido aparato propagandístico nazionalista (y resaltaron la z) que intentó desviar la atención de la crisis. Dirán que el déficit es mentira, que el déficit de Madrid y Baleares es superior al catalán y que no sólo Cataluña no está maltratada sino que es desleal ya que está pidiendo unos 5.000 millones al fondo de rescate español. Lo que no explicarán, sin embargo, es que estos 5.000 millones que España le prestará (y no regalará) en Cataluña quedan pequeños al lado de los 300.000 millones de euros que Cataluña ha regalado (y no prestado) en España durante los últimos 30 años. Y seguirán sin haber entendido nada.
Luego han pasado a justificar: todo lo que han hecho lo han hecho porque Cataluña es España y hay una constitución! Las escuelas catalanas deben enseñar en español (y no en “polaco”) porque Cataluña es España y la constitución dice que en España los niños tienen derecho a ser enseñados en Español. Y es verdad. Pero claro, si lo que queremos no lo podemos tener porque formamos parte de España, sólo hay una solución, ¿verdad?
El siguiente paso será negarse a conceder la separación. Pero como en una de democracia es muy difícil negarse a aceptar la voluntad de la mayoría, dirán que el referéndum deberían votar todos los españoles! Y es que hay quien piensa que Cataluña y los catalanes somos propiedad de España y que, por tanto, la decisión la deben tomar todos los españoles. En países donde las mujeres son propiedad de los hombres, ellas no se pueden separar sin la aprobación de los maridos. Pero en los países libres, democráticos y modernos, la mujer que quiere el divorcio no necesita la aprobación de nadie. Por tanto, tal como dijo el seleccionador Vicente Del Bosque, el futuro de Cataluña está en manos de los catalanes. Y si los catalanes queremos la independencia de forma mayoritaria (y aún está por ver si esa mayoría existe en las urnas), la tendremos. Diga lo que diga la constitución Española. Diga lo que diga la gente de Villaburritos.
Y finalmente, vendrá la batalla psicológica: intentarán hacernos ver que nosotros, sin ellos, no valemos nada. Intentarán explicar que todo lo que tenemos es gracias a España, su "enorme" mercado, su marca, su inmaculada reputación internacional (ja, ja) y su extraordinaria generosidad. Nos dirán que nuestro principal mercado es España y que si ellos no compran cava, nuestras empresas se arruinarán. Nos dirán que si nos vamos, nos echarán del Euro y de la UE y que impedirán que nunca seamos europeos. Y que sin ellos y sin Europa seremos más pobres que Chipre (por cierto, el il. Iluminado que dijo eso debería saber que el PIB per cápita de Chipre es un 81% más elevado que el de Extremadura!)
Nos dirán que tendremos que asumir la parte proporcional de la deuda del estado Español (80% del PIB) y que, sumado al 20% que ya tiene la Generalitat, tendremos una deuda insostenible del 100% del PIB. Dirán que fuera de España, Cataluña nunca tendrá financiación (ignorando que Cataluña no tiene financiación ahora aunque ahora está dentro de España). Y que la deuda de la Generalitat es bono basura y que, por tanto, si Catalunya fuera independiente, aún lo sería más.
Y todo esto será sólo para hacernos entrar miedo en el cuerpo. Los supuestos estudios que estimarán "con precisión" que el PIB catalán caerá en un 10%, 30% o 60% serán todos una monumental farsa. Ninguno de estos estudios tendrá ninguna credibilidad porque sin saber cómo será el proceso, si habrá boicots, en qué condiciones quedaremos dentro de Europa, donde irá a parar la parte que los catalanes hemos depositado en el FMI o el BCE, etc es imposible saber cuáles serán los costos y los beneficios. Es verdad que nosotros tenemos cava y que ellos nos pueden boicotear. Pero ellos tienen Rioja y nosotros no tenemos ninguna necesidad de beberlo porqué tenemos excelentes caldos producidos en nuestro territorio.
Amenazar con la salida del euro o la UE cuando no hay ninguna ley que lo diga es una amenaza que no tiene ninguna credibilidad. Y cuando España dice que sus socios y amigos nos echarán de Europa, está siendo un farol: España no tiene ni los amigos ni el apoyo internacional del que se vanagloria. Y si no, recordemos que cuando Argentina expropió Repsol, violando las leyes internacionales, Europa no movió ni un dedo para defender a España y el gobierno de Rajoy se quedó solo.
Y los que dicen que tendremos que asumir la proporción de la deuda española que recuerden que esta deuda la ha firmado el gobierno español y se él quien tiene que volver. Lo que es seguro es que si somos parte de España, entonces sí que somos corresponsables de la deuda del gobierno español. Si no lo somos, entonces ya veremos. Si nos quieren pasar la factura por el 16% del total correspondiente a la población de Cataluña a nosotros, que llamen a la embajada catalana y, si el divorcio es amistoso, hablaremos. Hablaremos de la deuda, y de la proporción de dinero que el Banco de España tiene depositados en el BCE y del oro que España tiene en el Fondo Monetario Internacional, y de AENA y otras empresas públicas españolas, y del hipódromo de la Zarzuela y de todo lo que haga falta. Y si no es amistoso y hablan de boicots, amenazas y de expulsiones de Europa, entonces se comerán la deuda con patatas porque el único responsable de la deuda es el gobierno de España.
Resumiendo, tras la manifestación del día 11, comienza una batalla mediática y política que intentará meternos el miedo en el cuerpo. Se dirán mentiras y se exagerará. Y se nos injuriará y menospreciará. Ahora bien, cuando más virulenta sea la campaña, cuando menos inteligentes y más testiculares sean los argumentos, cuando más nos insulten y cuanto más nos denigren, más quedará patente su desesperación.
Nuestra reacción ante los insultos y las campañas del miedo debe ser la serenidad, la generosidad y la firmeza.
Serenidad porque, por más que brama, la riqueza de las naciones no la determinan los vecinos. Nuestra riqueza dependerá de nuestra competitividad, de nuestro sistema educativo, de nuestra inteligencia, de nuestra capacidad de hacer cosas bien hechas y de nuestras ganas de letras var-nos temprano, bien de hora.
Generosidad, porque a todo el mundo debe tener claro que en Cataluña será bien tratado, piense lo que piense, hable la lengua que hable y se haya posicionado como haya posicionado en el pasado. Cataluña será un país de libertades donde no habrá listas negras o persecuciones y donde todos los ciudadanos (y enfatizar la palabra ciudadanos) y todas las lenguas serán respetados.
Firmeza, porqué de la misma manera que seremos generosos, seremos firmes y defenderemos con ilusión, argumentos y votos, nuestro derecho a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad.
Publicar un comentario