miércoles, 2 de diciembre de 2015

Campaña del "¡Y tu más!”

Es una pena que algunos usuarios de las "redes sociales"  sigan pensando que contribuyen a ampliar la base social de los que quieren un futuro país más justo, publicando y distribuyendo infografías del tipo “y tu más” o “y tu peor”.
Publicar y compartir fotos de este tipo es sólo propaganda “Anti-lo que sea” y desacredita al que la publica y difunde.
Que en el enunciado haya fallos tan garrafales como equiparar “35 millones de euros” con “6.000.000 millones de pesetas” (en realidad son 5823,51 millones de pesetas y no 6 billones —que es lo que realmente pone—, resta credibilidad al resto de la información que se proporciona (seguramente la más relevante) y a la seriedad global de la noticia. 

Acompañan a publicaciones de este tipo una gran lista de comentarios de todo tipo: unos “disculpando a los mios”, otros xenófogos, otros resaltando la inutilidad y el mal hacer de los que defienden esas políticas “contrarias”, otros poco razonados, viscerales, confundiendo las cosas, sin sentido o directamente incalificables. De esta forma sólo se logra que unos pocos se desfoguen con sus ataques, otros reasienten su adhesión visceral a la causa atacada por los rumores, insultos, sornas o infundios recibidos, y que la mayoría se sienta arta de tanta confusión y opacidad. De esta forma es imposible aspirar a construir una sociedad abierta, plural, dialogante, justa y mejor que la que tenemos. 
¿Se acuerdan que a río revuelto, ganancia de pescadores? 
¿Cuando vamos a entender que lo primero que hay que tener claro es el objetivo y quien es el verdadero adversario con el que dialogar y negociar para conseguirlo?

Para cambiar la dinámica de insultos, calumnias, rumores, descalificaciones y propaganda “anti-lo que no nos guste”, debemos procurar compartir noticias contrastadas e indicar las fuentes para que, con total transparencia, todos podamos consultarlas. Si no es así, sería mejor no compartirlas. Al dejar de difundir basura de todos los colores, que por cierto huele igual de mal, nos ahorraremos de perder tiempo en polémicas estériles, que no llevan a ninguna parte y en perder la credibilidad que los verdaderos defensores de cada causa puedan tener. 

Lo ideal es la transparencia, lo menos malo es compartir sólo las verdades de lo que mas nos gusta, omitiendo los puntos grises, pero lo inaceptable es crear una corriente de rumores criminalizando a los demás, sólo por desviar la atención de la ciudadanía respecto a los verdaderos problemas que necesitan ser resuelto y de los que pocos hablan.
©JuanJAS
Publicar un comentario