jueves, 28 de enero de 2016

Cuidado cuando te regalan el petróleo

Uno de los motivos principales de la actual caída del petróleo es la negativa de los países productores, sobre todo Arabia Saudita, a reducir su producción. Los saudís creen que los bajos niveles actuales de precios dañarán de forma irreparable los balances de aquellas compañías fuera de la OPEP con costes de producción más altos, lo que les obligará a cerrar y por tanto la producción se ajustará por sí sola sin que ellos tengan que perder cuota de mercado.
El nuevo acuerdo con Irán complica aún más las cosas. Por un lado el daño a las cuentas del sector ya se está produciendo, y muchas petroleras de pequeño tamaño en EE.UU. están suspendiendo pagos. Ahora bien, con precios del crudo a 30 dólares barril la mayoría de productores continuarán bombeando petróleo, siempre y cuando el precio de venta esté por encima del coste de corto plazo. Sin embargo, las nuevas inversiones, necesarias para mantener producción a largo plazo se evaporarán.
Los principales productores mundiales tienen unos costes operativos por debajo de los precios actuales (excepto Rusia y Canadá), pero a los actuales niveles no podrían realizar las inversiones suficientes para mantener o aumentar la producción.
Si los precios se mantienen bajos, veremos desaparecer muchas empresas tipo Repsol, con altos costes de extracción, ahogadas por las deudas. Otras empresas que se benefician del, artificialmente mantenido, bajo precio del petróleo seguirán viviendo en el espejismo de “recuperación” relajándose en hacer sus deberes.
El gobierno seguirá cobrando los impuestos correspondientes (alrededor de la mitad de lo que pagamos por la gasolina son impuestos), sin embargo...
¿Qué pasará entonces con la “recuperación económica española”? 
Ojalá que la caída no vaya más allá de los 20 dólares barril y rebote de nuevo hacia los 45 dólares barril para finales de 2016 y a 60 dólares en 2017. Mientras… cúidese de los espejismos y ¡mantenga la prudencia en el gasto!
Todo lo que se mantiene artificialmente con vida, tiene mucho coste y al final todo acaba mal.
©Juan JAS
Publicar un comentario