sábado, 21 de enero de 2017

¿A que aspiran los jóvenes de hoy en día?

Tal vez piensen que la economía es algo ajeno a ustedes pero en realidad es imprescindible en su vida. De ella dependen cosas tan importantes como dónde y cómo viven, de qué trabajan, como pueden mejorar su carrera profesional o cómo será su futuro. 

En EE.UU muchos estudiantes de Economía quieren crear su empresa. En España la mayoría aspiran a ser “funcionarios”. ¿Qué es lo que está sucediendo? ¿Por qué está tan arraigada la idea de vivir del Estado? ¿Porqué tanto miedo a emprender y a arriesgarse?
Cuando asocio “funcionario” a “vivir del Estado” y doy a entender que eso es algo peor que ser emprendedor, no me refiero a los médicos, enseñantes, bomberos, policías, etc. que por supuesto son funcionarios totalmente imprescindibles para el buen funcionamiento de la sociedad, sino a esos “funcionarios” que son totalmente ineficientes, muchas veces innecesarios y hasta contraproducentes para el buen funcionamiento de la Administración Pública que todos sabemos que existen y se perpetúan en su puesto, sólo para cobrar una abultada nómina hasta que se jubilen.
Los políticos se sirven del pozo sin fondo de la Hacienda Pública para fomentar el clientelismo y han enseñado a que muchas personas exijan pagas, subsidios y subvenciones sin ser conscientes del coste directo que tienen para los contribuyentes e indirecto para todos los demás; porque lo que se da a unos se deja de dar a otros o de invertir en servicios que pueden beneficiar a todos. Esta es una actitud empobrecedora que la mayoría de políticos no hacen nada por revertir, al contrario la alientan camuflada bajo una pátina de solidaridad mal entendida. 
¿Quiénes son los culpables de que España sea uno de los países con uno de los índices más altos de “intervencionismo”, con más trabas para la creación de empresas y con menos emprendedores de la OCDE?. 
No cabe duda de que los gobiernos españoles (independientemente de su tendencia política) dificultan la emprendeduría. También hay un factor cultural que penaliza el error en lugar de considerar el fracaso como un factor de aprendizaje. No olvidemos a toda la pléyade de personas conformistas sin ambición por crecer, que prefieren malvivir con una mínima ayuda del Estado o de cualquier ONG, que ponerse a trabajar para superar poco a poco su precaria situación.
¿Cuáles son las claves para salir de ese anquilosamiento y que políticas deberían implementarse en España para que facilitara las iniciativas productivas de sus ciudadanos?
En España cada maestrillo tiene su librillo. Mejor que sobren que no que falten y como el saber no ocupa lugar, es bueno leer y escuchar críticamente propuestas de diversas fuentes porque pueden sernos útiles para desarrollar nuestro criterio personal y para mejorar nuestro desarrollo vital en esta época y entorno que hemos tenido la suerte de vivir. 
Uno de estos “maestrillos” es Marc Vidal. En sus libros, conferencias y en su canal de You Tube, el economista y emprendedor desarrolla sus opiniones.
Si aún no lo conocen y gustan, aquí lo tienen…
https://www.youtube.com/user/marcvidalmarcvidal
Publicar un comentario