jueves, 17 de noviembre de 2011

Políticos o Tecnócratas

La semana pasada el profesor Santiago Niño Becerra, ante la pregunta del director de un programa de TV, ¿qué haría usted en la coyuntura actual?, respondió, sin dudarlo un momento, alto y claro: instauraría, con carácter inmediato, un “gobierno de expertos” y apostilló: Tal como estamos, en peligro de muerte, es necesario un gobierno que sea capaz de “amputar el miembro gangrenado” sin miedo a la factura política que esto le suponga. Esto es más fácil que sea capaz de hacerlo un “tecnócrata” que un político. Yo estaría más tranquilo si pusieran a “dirigir el cotarro” al CEO de la Volkswagen que a cualquier político.
No hace falta decir que acertó de pleno en lo que iba a pasar en Grecia e Italia en menos de una semana.
En el mismo espacio televisivo, ante las palabras del “experto”, los contertulianos, periodistas de profesión (los comentaristas que “salen siempre”), se rasgaron las vestiduras. Por favor, que aberración es esta, esto no se puede consentir, es un ataque directo a la democracia, etc, etc. El pobre Don Santiago, por poco tiene que salir escoltado por decir una cosa de sentido común, pero totalmente incorrecto políticamente.  Y es que en España, solo tienen voz pública en los “medios”, los políticos, parapolíticos, y todos los que viven del “sistema”. Ellos se encargan de promocionar una y otra vez, repitiendo machaconamente las consignas que autoalimentan esta “historia interminable”, hasta que no se cambie el sistema. Y ¿quién lo va a cambiar? Si ellos mismos son los únicos legitimados legalmente para hacerlo y ninguno de ellos está dispuestos a hacerlo. Nadie lo plantea en sus programas para que democraticamente los electores puedan votarlo.
Los más “respetados”, se mantienen en una ambigüedad permanente. Los jetas, totalmente corrompidos, roban descaradamente amparados en leyes anticuadas y que encima tardan eternidades en cumplirse y en muchos casos, ni eso.
De vez en cuando algún diputado se atreve a proponer algo que la gente demanda a gritos. Propone retirar las pensiones privilegiadas de los políticos y sustituirlas por un sistema donde coticen como cualquier otro trabajador. ¿Sabéis cuantos votaron a favor? Solo el del diputado que propuso la moción. Puede verse en el minuto 1:15 del video http://www.youtube.com/embed/46AF2LTmv-Q?rel=0.
Si alguien pone de manifiesto la ineficacia de los políticos, le acusan de hablar mal de España y de fomentar la desconfianza de los inversores. Hace cuatro años eran antipatriotas los que denunciaban que estábamos en crisis y el gobierno no hacía nada. Pero pensemos un poco. Cuando los pisos subían de “valor” barbaridades cada año, que le hubieran dicho “todos”, al político responsable que hubiera dicho: “Señores se ha acabado la fiesta, dejen de bailar”. Todos le hubieran dicho: “el ZP se ha vuelto loco”. Es que no  ve que “España va bien”.
Basta de mentiras y de auto-engañarnos. Los políticos deben decirnos la verdad y ninguno lo hace. Unos mucho menos que otros. También es verdad que mucha gente lo entiende todo al revés y sólo piensa en lo que le gustaría que pasase y no en lo que le conviene.
Cuando un candidato nos dice:
“Vamos a hacer las reformas necesarias para que fluya el crédito a las PyMES”. Tendría que explicarnos además:
¿Qué medidas concretas piensa aplicar con carácter inmediato?
  ¿Qué implicaciones tendrán para el sistema bancario?
 ¿Y en los impuestos?  ¡Silencio!
Nos tanquiliza anunciando: “Mantendremos el poder adquisitivo de las pensiones”. Pero... 
¿Qué pasará con el resto de los trabajadores, incluidos los funcionarios?
¿Qué pasará con el resto del estado del bienestar?
¿Qué impuestos se subirán para financiar todo y sobre todo para pagar la deuda?
Sin ir más lejos. Hoy el Estado Español ha subastado Obligaciones a 10 años. Esto implica que los españoles que paguemos impuestos durante los próximos años, unos más que otros, tendremos que pagar para devolver el préstamo estatal y además un 7% adicional cada año, durante 10 años en concepto de intereses. La deuda se incrementa día a día. ¿De donde saldrá el dinero para pagarla?
Es que nadie piensa que lo que se pide prestado hay que devolverlo y cuanto más se tarde más intereses hay que pagar. Con solo los intereses de los capitales que hemos pedido prestados bastaría para no tener que hacer ningún recorte, pero claro, nadie quiere que para el baile.
Por cierto, no he oído una sola mención en ninguno de los partidos políticos, que se publicitan por las TV’s o en los periódicos, a la economía sumergida, ni a los estafadores de impuestos.
En Grecia los estafadores de impuestos deben al estado 60000 millones de euros. ¿Cuantos se deben en España?. ¿Porqué nadie nos dice la estimación de los impuestos defraudados en España? Seguro que es una cifra escalofriante.
Tampoco nos informan como se va a perseguir la corrupción y los despilfarros en inversiones improductivas.
Que tendrán que recaudarse más impuestos, aunque ningún partido lo mencione, es seguro. Es necesario que así sea para poder devolver los préstamos comprometidos y para financiar el estado del bienestar. Pero esto debería hacerse no con una actitud pasiva, ordeñando más la “vaca” de los que ya pagan, sino buscando activamente a los que defraudan. Los "ricos" tienen sus lobbies que defienden sus intereses en las esferas de poder, pero el resto, si ni siquiera votamos ni exigimos que los políticos realicen eficiente y honradamente su trabajo, quien defenderá nuestros derechos. En Inspección de Hacienda tendría que haber ampliación de efectivos. Sería rentable y ayudaría a ver las cuentas más claras. Igual que se pide a las entidades financieras que muestren toda la basura que tienen en sus balances, también habría que pedir a los políticos que pongan medios para que aflore toda la corrupción y estafa que hay en la economía productiva del país.
Cuando se habla de “recortes” nadie parece entender que lo que hay que recortar es lo inútil, que lo hay y mucho en todas las parcelas de la administración y en la empresa privada, en lugar de lo productivo tanto económica, como socialmente hablando.
Ya sabemos que algunos ministros sólo tienen estudios básicos, pero para entender esto último, que es de cajón, no hace falta ser un lince, basta con ser trabajador y honrado.
Los "mercados" conocen las estadísticas del sentido de voto, que los dos grandes partidos, interesadamente, nos repiten machaconamente. "Viene el psunami" "Ganará el PP con mayoría absoluta". Nos quitan subliminalmente la capacidad de decisión. Nos castran obsesivamente la posibilidad de que votemos a otro que nos sea PP o PSOE. A muchos les quitan la ilusión hasta de ir a votar o de votar en blanco, con lo que, lejos de castigar, se favorece a los dos grandes.
Rajoy se ha vendido como "el cambio" que nos dará credibilidad ante el mundo. Entonces, ¿Por qué nos están dando los "mercados" esta soberana paliza y nuestra tasa de riesgo no para de subir?.
Tal vez sea un aviso. Los políticos, ni siquiera el PP, no quieren poner la cara. No quieren pedirnos sacrificios, porqué saben que la gente está harta de que siempre se sacrifiquen los mismos, y si lo hicieran no los votarían. Pero, los mercados no entienden de otra cosa más que de dinero y quieren el suyo. Si para ello son necesarios daños colaterales, no importa. Es un tema del que oiremos hablar y no mucho después de que los señores diputados hayan ocupado su silla.
Recordemos: más IVA, mas IRPF, más tasas, menos empleo, mas pobres (algunos), más ricos (los de siempre) y a largo plazo…. Como decía la canción “ la vida seguirá igual”, aunque en los próximos años, sufriremos, y mucho.
Algunos dicen que en Valencia celebrarán la victoria con “xampany, no cava, y mujeres". Visto lo visto, tal vez no estaría mal un poco menos de políticos, de los que tenemos (por su actuación, sí que habría que rasgarse las vestiduras) y un poco más de tecnócratas ilustrados.
©JAS16/11/11
Publicar un comentario