jueves, 10 de noviembre de 2011

La Senda Verde

Noticias de la Unión Europea:

La Comisión Europea baja la previsión de crecimiento para España al 0,7% del PIB en 2011 y 2012 (frente al 0,8% y 1,5% que había previsto en primavera) debido al impacto de la crisis de deuda, la desaceleración de la economía mundial, los ajustes en el sector público y el desendeudamiento de familias y empresas.
Se espera que la economía española volverá a caer (-0,1%) durante el último trimestre del año y se mantendrá prácticamente estancada en los primeros meses de 2012. Para el 2013 se prevé un 1,4%. Está previsto que el empleo caiga más significativamente en 2012. Este recorte adicional de puestos de trabajo aumentará la presión al alza sobre la tasa de paro, aunque ello puede verse limitado si disminuye la población activa por una hipotética salida de trabajadores inmigrantes. La fuerte contracción económica y el todavía débil crecimiento económico durante la recuperación explican el aumento del paro que se espera se mantenga alrededor del 20% en 2013.
Con estas previsiones es lógico suponer que España incumplirá el objetivo impuesto por la UE de recortar el déficit público al 6% del PIB este año. Por ello se necesitarían muchas más medidas correctivas para alcanzar los objetivos de déficit comprometidos con la UE para los próximos años (4,4% en 2012 y 3% en 2013)
Se prevé que la deuda pública aumentará desde el 69,6% del PIB en 2011 hasta el 78% en 2012. El nivel de inflación se situará de media en el 3% este año pero caerá al 1,1% y al 1,3% en los dos años siguientes.
A la vista de este panorama...
 ¿Que pensáis que hará el próximo gobierno?


Para atisbar una respuesta, veamos cuales son las causas fundamentales del débil crecimiento esperado: Exceso de endeudamiento de nuestra economía y de las demás sureñas, menor competitividad vs países en desarrollo y retraso en la toma de medidas que resuelvan el problema (ya llevamos 4 años desde que empezó la crisis y estamos peor que al principio).
Por el contrario, las causas del fuerte y sano crecimiento de los países emergentes se debe fundamentalmente a economías poco endeudadas y con capacidad de ahorro, alta productividad y consumo interior creciente (en función de sus ingresos / ahorros).
A falta de ideas más brillantes, parece que la solución a nuestros problemas, puede ser fijarnos en los países que van bien, o al menos mejor que nosotros. Estos tienen buena productividad, bajo endeudamiento y capacidad de consumo.
 
IRLANDA
Podemos revisar el caso de Irlanda que a finales de 2007 estaba muchísimo peor que nosotros. Al menos, esto es lo que nos dijeron nuestros gobernantes.
El gobierno de Irlanda aplicó medidas valientes y su pais ya está en la senda del crecimiento. Pero claro, vivimos en Españistán y tenemos los políticos que tenemos y como sociedad, somos como somos. Por aquel entonces nuestro gobierno negaba pertinazmente que nosotros estuviéramos en crisis y aseguraba que nuestro sistema bancario era buenísimo. Nada que ver con los irlandeses que necesitaron ser intervenidos. (Ja, Ja)
El tamaño del problema (la deuda) y la valentía que requiere tomar medidas como en Irlanda, dificultan el camino, pero la receta parece que es la correcta como demuestran las cifras de crecimiento que ya tiene Irlanda a dia de hoy; donde el costo de financiamiento de la deuda ha caído espectacularmente.
Era un país plagado de deudas y enfrentado a la posibilidad de una deflación prolongada y se convirtió, casi de la noche a la mañana, en un líder de austeridad en Europa. El gobierno irlandés redujo el presupuesto drásticamente, despidió funcionarios, redujo los salarios estatales un 18%, congeló planes de infraestructuras, reduciendo servicios, alzó los impuestos de forma generalizada y también redujo los beneficios de bienestar social. Los particulares tuvieron que eliminar vacaciones, dejar de llevar los hijos pequeños a la guardería, hacer turnos los domingos con salarios menores, etc, etc. y suprimir cualquier gasto que no fuese imprescindible para sobrevivir.

Tras adoptar el euro en 1999, Irlanda pudo endeudarse a tasas de interés más bajas. Este crédito barato junto con los esfuerzos de Dublín por desarrollar su mercado de bienes raíces, permitió que su economía creciera a una tasa anualizada promedio de 5,3% entre 2000 y 2005. Por ello es partidaria de mantener el euro como moneda. Pero la membresía en el euro también dificultó la recuperación económica. Irlanda no pudo devaluar su divisa, una medida que abarataría el país para los turistas y aumentaría el atractivo de sus exportaciones, ya que es el Banco Central Europeo (BCE) quien la controla. Tampoco pudo recortar las tasas de interés por la misma razón.
Las medidas de austeridad tomadas inmediatamente al principio de la crisis, no se aflojaron a corto plazo. Los salarios más bajos hicieron que los irlandeses tuvieran menos dinero en el bolsillo, lo que a su vez perjudicó el gasto del consumidor, que contribuía aproximadamente al 50% de la economía.
El crecimiento del país, especialmente en los sectores de alta tecnología y farmacéutico, depende de mantener un clima favorable para los negocios, por eso han resistido la presión para subir los impuestos corporativos que, al 12,5%, se encuentran entre los más bajos en Europa.
Irlanda, como tendrían que haber hecho muchas otras economías más débiles de la eurozona, potenció su competitividad con medidas impopulares, reduciendo los salarios en un momento en el que sus trabajadores apenas podían pagar sus cuentas.
Los problemas de Irlanda no eran tan profundos como los de Grecia. Su población joven, un promedio de 35,7 años frente a los 42 años del país heleno, hace que haya menos jubilados que necesitan ayuda pública. Además, los inmigrantes de Polonia y otros países abandonaron paulatinamente Irlanda, lo que ayudó a reducir el desempleo, que a finales de 2010 ya había mejorado al 12,6%, aunque todavía superior al promedio de 9,9% de la zona euro, pero ni comparación con el español.
El gobierno irlandés dice que las medidas han sido justas tanto para el sector público como para el privado. Y debido a que, se cree que las reducciones de salarios son más fáciles de absorber.   El Plan de ajuste 2010-2014 del Gobierno de Irlanda se puede leer en http://www.budget.gov.ie/The%20National%20Recovery%20Plan%202011-2014.pdf
Al principio hubo movimientos de protesta, los votantes se mostraron cada vez más desencantados y el gobierno tenía un índice de apoyo de sólo el 25%.
Esto es lo que no se quieren permitir los políticos españoles, más preocupados por lo “políticamente correcto” y por su modus vivendi que por la solución del problema de todos los españoles a medio plazo.
....
Fuera de Europa, si miramos el grupo de las economías que crecen, parece que no es algo circunstancial sino la consolidación de un ciclo iniciado hace unos años tras la adopción de medidas económicas apropiadas (no endeudamiento, estímulo de la competitividad, etc.); especial importancia tiene el caso de China, que tiene un crecimiento sano y sostenible.
CHINA
Quizá sea el futuro de este país uno de los aspectos más importantes que marque el crecimiento mundial, ya que su influencia va mucho más allá de sus fronteras, y lo que ocurra en China será fundamental para el resto del mundo.
Aunque crece con menos fuerza que en años anteriores, sigue demostrando que goza de muy buen estado de salud, garantizando así niveles de crecimiento sano durante mucho tiempo. Según Bestinver, las razones de esa afirmación se basan en los siguientes puntos:
 
Tasas de ahorro muy elevadas (30%)
El total de la economía China tiene poco nivel de deuda (<65% del PIB)
Pocas posibilidades de vivir una burbuja de crédito: el crédito sólo es accesible para las empresas controladas por el estado, sin embargo, 2/3 de la economía dependen de las empresas privadas, es decir, no hay ni ha habido posibilidad de exceso de endeudamiento por parte del sector privado.
Ratio prestamos/depósitos del total del Sistema Financiero en el 0,66 (España: 1,40)
Los mecanismos de financiación “no oficiales” son la única forma de endeudarse de la población y empresas privadas; por su naturaleza, este tipo de préstamos son seguros y no puede expandirse (al revés que el crédito bancario).
La economía crece por el consumo interno y la inversión, no por el efecto de las exportaciones (impacto cero de las exportaciones en el crecimiento de 2011 y negativo en 2012)
Ausencia de deuda en el sector inmobiliario; un 53% de los dueños de inmuebles pagan la compra sin deuda (100% cash) y del resto, pagan casi la mitad en dinero (un 44% del precio del inmueble) y se endeudan en la otra mitad del precio del inmueble. (En España muchas hipotecas se concedían por valor mayor que el 100% del precio del piso, daba para pagar el piso a la constructora y comprar los muebles, el coche e irse de vacaciones.)
Además el 55% de la población vive en ciudades secundarias donde el precio del metro cuadrado es un 70% más barato que en las principales ciudades (de las que tanto se teme puedan estar generando una burbuja inmobiliaria). Las principales ciudades solo representan el 4% de las transacciones inmobiliarias.
Crecimiento del consumo interno. Como consecuencia del incremento de la renta disponible en amplias zonas de China, (en la última década la renta disponible, ajustada por la inflación, creció un 152%) el consumo interno crece con fuerza a tasas cercanas al 16% para el año 2011.

Por último cabe destacar la existencia de dos economías, que explican la confusión y diversidad de opiniones al respecto del futuro de China. Así, en China, existe una economía controlada por el Estado (paraestatal) y el sector privado, de las que la paraestatal es la generadora de los malos augurios de muchos analistas, mientras que el sector privado, es el verdadero motor de crecimiento de la economía.
Las empresas paraestatales chinas, dirigidas por el Gobierno y el PCCh, han dado lugar a inversiones fallidas, como la famosa ciudad fantasma de Kangbashi (GPS 39°36'16.24"N, 109°47'1.86"E); estas empresas paraestatales representan 1/3 de la economía y no es la base del crecimiento económico. Por el contrario, el sector privado, que representa 2/3 partes de la economía China, es responsable del verdadero crecimiento “sano”, se desarrolla con bajísimos niveles de endeudamiento y en condiciones de fortísima competitividad, hasta tal punto que gestores de compañías líderes a nivel mundial (como recientemente declaró Muhtar Kent, CEO de Coca Cola) consideran China el paraíso de la competitividad y el paradigma de la libertad empresarial.
Hasta aquí una especie de benchmarking, para saber que nos pasa, cual es nuestro problema y como lo están solucionando otros países con más éxito que nosotros. Espero que alguien lo lea y le sirva para algo. Seguro que si habéis llegado leyendo hasta aquí, es que os ha resultado interesante, al menos como cultura.
©JAS 10-11-2011
Publicar un comentario