viernes, 28 de diciembre de 2012

Deseos para el próximo año 2013

En estos últimos días de 2012 estamos cerca de cerrar el primer quinquenio de crisis. Prácticamente todos nos hemos dado cuenta de que la crisis, si todavía no les ha afectado personalmente, se nos está acercando cada vez más. Aún así, la mayoría se sienten atrapados en su paradigma actual sin saber qué hacer y se niegan a asumir la realidad. Cada vez juegan más compulsivamente a la lotería esperando que la suerte les devuelva seis años atrás para poder seguir consumiendo como antes.
Sin embargo incluso si ganan les estará esperando el fisco para llevarse una buena parte. Volverán el impuesto de sucesiones, el impuesto de patrimonio, el impuesto bancario, etc. A las clases medias cada vez les quedará menos dinero para consumir ni para invertir y ayudar a revitalizar la economía. Que nadie se engañe, los políticos nos mienten continuamente. los ricos como Depardieu, cambian su domicilio fiscal y no dejan que les esquilmen. (Por cierto algunos profesionales y autónomos hacen algo similar en España). 
Cuando la economía iba viento en popa, en las empresas se podía observar el control, el principio de escasez y la búsqueda de la optimización. Se repetía la frase hecha “el cliente es el rey” pero no se practicaba con convencimiento. Los directivos de empresa y también los políticos pensaban yo valgo y tu no, yo se y tu no, yo mando y tu obedeces, yo estafo y tu te lo tragas. Los directivos y los políticos están acostumbrados a darles a los clientes (votantes) lo que quieren que consuman. Y como a pesar de todas las informaciones, chistes, videos, etc que recibimos cada día no aprendemos, siguen riéndose de nosotros. 
Muchos ciudadanos todavía no son realmente conscientes del sentido de urgencia y no se sienten apremiados para decidirse a hacer algo. Se resisten a admitir que es preciso explorar nuevos territorios porqué la hoja de ruta (mapa) que traían ya no vale; porque el antiguo territorio se ha agotado. Durante estos últimos años las empresas han recortado gastos, intentando ser más competitivas pero los gobiernos, han recortado servicios sociales sin piedad, con la excusa de que ello es imprescindible para no caer en el abismo y para que las cosas mejoren; pero nada lo hace. ¡Al contrario!. 
La competencia ha aumentado, la innovación es obligatoria y las empresas han empezado a entender la importancia de satisfacer al cliente, pero no quieren invertir porqué los políticos todavía no han cambiado su viejo paradigma ni dan muestras de querer hacerlo. 
A todas estas personas les diría: 
¡No esperes más!. 
No esperes que los políticos, sean del color que sean te resuelvan nada, no quieren hacerlo. No quieren renunciar a su status quo ni el de la inmensa masa de chupópteros que se nutren de lo “público”. No quieren atajar la corrupción. Por tanto, empieza ya. 
¡Transfórmate!. Cree en ti, tú eres el protagonista de tu vida. No te tapes los ojos y los oídos. Observa, escucha, analiza y trata de entender lo que pasa a tu alrededor, en tu ciudad, país, en el mundo. Empieza a diseñar tu y la transformación; descubre las oportunidades. El objetivo es hacer visible lo invisible. 
Examina tu actitud, se consciente de tus valores, conoce tus necesidades, pon atención, examina tus creencias, mejora tu comportamiento detectando tus coherencias e incoherencias, se consciente de tus vulnerabilidades y se escrupuloso en tu visión personal. 
Disminuye el despilfarro de recursos útiles y se responsable. Inicia tu transformación cultural y provoca las condiciones para que surja la innovación y se generen oportunidades. 
¡Entusiásmate con lo que hagas!. 
Recuerda: Lo que tú no decidas, otros lo harán por ti. Si eres de los que les motivan los retos, mira el vídeo y ¡Atrévete a soñar!
©JAS2012


PD.-
En estos tiempos de grandes cambios y transformaciones... recuerda que todos necesitamos de la oscuridad para ver la luz... de la ignorancia para obtener el conocimiento... del miedo para llegar al amor... y de "tocar fondo en el profundo abismo de la adversidad", para dirigir los ojos hacia nuestro cielo interno... pues cada experiencia aparentemente mala o negativa que vivimos día a día, nos fortalece cada vez más... y nos impulsa a sentir con el corazón de una manera más franca, profunda y verdadera, ayudándonos a limpiar nuestra energía, y a alcanzar poco a poco la libertad del espíritu...
Encaremos todas esas experiencias difíciles y dolorosas de la vida, pues son hermosos maestros en nuestra evolución. Recordemos que lo que no te rompe te hace más fuerte y sigamos adelante disfrutando cada instante, con fe, esperanza, alegría y amor!
--------
Uno de los documentos a los que me refiero en el texto es el reportaje de la BBC titulado "The great Spanish crash" en el que se recoge el proceso que ha llevado a España a la situación actual, desde el franquismo hasta la pasada huelga general.
Dura casi una hora, está en inglés subtitulado en castellano y vale la pena visionarlo con atención. Ayuda a entender el espejismo que colectivamente se ha vivido, el cual ha conducido a la dura situación que muchas familias españolas están viviendo actualmente y a intentar aprender de ello para que no nos sigan vendiendo gato por liebre.
Publicar un comentario