domingo, 25 de noviembre de 2012

¡No al referendum en Catalunya! ¿Porque será?

Hay partidos políticos, personalidades, “intelectuales”, catalanes y ciudadanos del resto de España que, en los últimos meses, han expresado públicamente estar en contra de que se consulte a los catalanes. No quieren que se realice una consulta de una forma democrática y secreta, mediante un referéndum u otro sistema similar, su opinión sobre “Si” o “No” desean que Catalunya sea un nuevo estado de la unión europea, un estado federal libre asociado con España, un estado independiente fuera de la UE, o la pregunta que la mayoría de los parlamentarios decidan presentar finalmente a la consideración de los catalanes.

Pensando en el porqué de esta posición, se me ocurren, a bote pronto, principalmente tres razones:
1.-No quieren ver sufrir a una mayoría de catalanes, que pueden estar deficiente o inadecuadamente informados, sobre las vicisitudes que sufrirían si finalmente una mayoría respondiera “Si” a la pregunta. 
2.- Quieren tener cautivos a una mayoría de catalanes en contra de su voluntad, aprovechándose de su trabajo, laminando su estado del bienestar, mermando su capacidad para que crezca su economía y menospreciando-ocultando-diluyendo su cultura. 
3.- No son demócratas y por ello no les interesa conocer la opinión de los ciudadanos e incluso les molesta que quieran expresarla. 
Tal vez haya otras razones de peso irresolubles y los que han defendido la postura a favor de no consultar a los catalanes conozcan y tal vez expresen en un futuro. Me gustaría conocerlas y las busco en los diferentes medios para mejorar mi “conocimiento de causa” de las distintas opciones. 
En estos tiempos de excesivo "ruido mediático", ante cualquier comentario, propaganda o  "borrador" es bueno intentar conocer de quien partió la idea y pensar en términos "Cui prodest" (¿A quien beneficia? en castellano de toda la vida)

Por el momento y centrándome en la primera posibilidad que se me ha ocurrido, me extraña un poco que gobiernos (PSOE y PP) que han tratado tan poco equitativamente al territorio catalán y a sus ciudadanos (menos presupuestos para infraestructuras en Catalunya, menor porcentaje de ejecuciones de las obras presupuestadas, etc.) que perjudican su crecimiento económico y merman el bienestar de los catalanes, se preocupen de pronto por su bienestar del que no se han preocupado en solucionar durante los años que han gobernado. Los gobiernos de Catalunya han pedido a los diferentes gobiernos centrales, conocer las balanzas fiscales y equilibrarlas, así como los derechos ciudadanos, sin éxito por las continuas negativas, impugnaciones en los tribunales y “laminaciones” de leyes fundamentales catalanas. 
Respecto a las razones segunda y tercera, si fueran ciertas en todo o en parte, sólo provocarían unos fuertes deseos de huir de esa relación injusta, ingrata y deplorable. 

De todas formas, lo más repugnante son los intentos propagandísticos que hacen personas de los que apoyan el NO y también en algunos sectores radicales de los que apoyan el SI, en una reacción visceral y poco responsable de vía al paraíso, para enfrentar a los catalanes y al resto de españoles. 
Por suerte hay muchas personas con mejores intenciones, más viajadas y más documentadas que saben perfectamente que una cosa son las propagandas políticas y otra muy diferente el proceder de las personas. 
Por suerte la sociedad catalana es cosmopolita, muchos catalanes tienen familia y amigos en muchos puntos de España y algunos también en el extranjero y harán bien de hacer saber y entender a sus vecinos que ni unos ni otros tiene lengua bífida y todos comen por la boca. Seguro que estas gentes buenas, razonables y bien informadas intentarán que el resto de ciudadanos en todos los territorios de España, que no tienen este privilegio, por mala información y peor consejo de algunos, no rompan sus relaciones y puedan seguir disfrutando de una convivencia de igual a igual, libre, responsable y fructífera para todos, aunque sea desde diferentes “estados”. 

©JAS2012
Publicar un comentario