martes, 22 de julio de 2014

El "Big Data" ya está con nosotros.

¿Cuántos de ustedes temen por su privacidad debido al “Big Data”? ¿Le preocupa que la información esté al descubierto o al alcance de empresas debido a los dispositivos móviles?.

Esta revolución empezó en 2006 con Google –volcó toda la información rastreada en Internet para uso de aplicaciones propias–, y el almacenamiento de datos está detrás de la compra de Whatsapp por parte de Facebook por 19.000 millones de dólares.
Las conexiones de los dispositivos móviles con las antenas de telefonía de la ciudad –Barcelona tiene más de 160 antenas– permite a las operadoras saber la nacionalidad del usuario y la zona por la que se mueve, entre otros datos. No se trata de saber la información personal detallada de alguien en concreto, pero sí de un grupo de usuarios.


Big Data: Big Decisions.
El “almacenamiento masivo de datos” (Big Data) está considerado como la energía atómica o el petróleo del siglo XXI. Es un motor que llegará a todas partes: sanidad, deporte, electrónica, servicios, gobiernos, energía y financiero, entre otros.
Está claro que el Big Data ayuda a tomar mejores decisiones de negocio. Por ejemplo, el Big Data ha permitido saber que la mayoría de rusos prefieren visitar La Moreneta, pese a que las compras en el centro comercial del Vallès Oriental está entre las prioridades cuando visitan Catalunya. También se ha descubierto que el 30% de los rusos que llegan a Barcelona en crucero por la noche, no bajan del barco para visitar la ciudad. Mientras el 45% del total de cruceristas que atracan en el puerto a horas nocturnas prefieren quedarse en el crucero.
Es una información simple pero real y, al mismo tiempo, útil y muy valiosa para las empresas vinculadas al turismo. Los turoperadores, restaurantes, agencias de viajes, comerciantes, empresas de transporte y de espectáculos pueden adaptarse y modificar su modo de trabajar para ayudar a mejorar la experiencia del turista, captar más clientes o entender qué países están creciendo o no.

El precio de la información
El Big Data permite simplificar los procesos. El volumen de información que circula, la inmediatez y la veracidad son puntos clave del Big Data. No es información de una encuesta, sino que son datos reales que tenemos aquí y ahora y requieren una toma de decisiones rápida. Las compañías deben identificar el tipo de datos que necesitan, hacerlos accesibles, cambiar de mentalidad y actuar rápido.
Reino Unido, Alemania y Estados Unidos son los países donde más se está trabajando el sector del almacenamiento de datos. Sin embargo, en España, como en casi todo lo novedoso, esta industria está en fase de descubrimiento y concienciación. Todavía no se ha definido el modelo de negocio de la economía de los datos y por supuesto dependerá de quién controle la materia prima (los datos): empresas privadas o el sector público. La legislación al respecto en mantillas: campo libre y abonado para la corrupción, indefensión, etc
El precio de la "información" lo establecerá la ley de la oferta y la demanda y sería bueno que las asociaciones de consumidores reclamen parte del gran pastel para que el usuario de Smartphone  y dispositivos móviles en general pueda cobrar por el uso de "su información" que ahora facilita gratuitamente. Algo así como una tasa CEDRO para usuarios. Se podría pagar con descuentos, compensaciones en la factura de las operadoras u otro tipo de beneficios para el usuario.
El Big Data se revela como el descubrimiento de los últimos años que está cambiando la sociedad, el modelo de negocio de las empresas y creará nuevas profesiones. Se calcula que en EEUU, de ahora hasta 2018 se van a necesitar 1,5 millones de analistas de negocios y 180.000 con un perfil de analista de datos. Ya saben, si no pueden vencerlos, únanse a ellos.
©JuanJAS
Publicar un comentario